MEJOR ACTOR PROTAGONISTA 2016

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA 2016

MEJOR DORAMA 2016

MEJOR COMEDIA ROMÁNTICA 2016

MEJOR DRAMA HISTÓRICO 2016

MEJOR DRAMA FANTÁSTICO 2016

MEJOR THRILLER/SUSPENSE 2016

MEJOR DRAMA MÉDICO 2016

viernes, 30 de diciembre de 2011

"PADAM PADAM" primera impresión



Lo cierto es que no pensaba empezar a ver esta serie hasta que hubiera terminado porque cuando creo que algo promete de verdad prefiero verlo de una sentada. Pero me encontraba con algo de tiempo libre y nada que ver, así que decidí echarle un vistazo y de paso ver de cerca el nuevo look de mi adorable Kim Bum. ¡A buenas horas! Me temo que ahora es demasiado tarde para volver atrás. Unos escasos minutos es todo lo que necesitó el dorama para conquistarme y dejarme conmocionada. Me ha encantado y sería quedarme corta.

Hay historias para pasar el rato, entretenidas, para matar el tiempo... éste no es el caso ni mucho menos. "Padam Padam" es una serie que llenará tu tiempo, que te mantendrá conteniendo el aliento, o al menos es lo que promete el primer episodio y eso que al menos para mí los primeros episodios siempre son lo más difíciles de tragar hasta que la historia despega. A excepción de "City Hunter" cuyo primer capítulo lo tengo catalogado en el mejor que nunca he visto, lástima que luego no se mantuviera a la altura (y eso que me gustó el dorama, solo que no tanto como el principio). Pero me estoy desviando del tema, lo que quiero decir es que el primer episodio promete mucho y que espero que mantenga el ritmo. Pero como la seguiré viendo ya os avisaré si no lo hace.

Durante todo el capítulo mantiene un tono gris y triste que empapa el corazón del espectador que desea con toda su alma una beta de esperanza para un hombre que se lo merece aunque hace tiempo que la haya dejado de lado.



El drama comienza con una secuencia peculiar que nos descoloca: el protagonista, Yang Kang Chul, está dándose un atracón de pollo. Tras el descoloque inicial y si sabes que este pobre hombre lleva 16 años en prisión por un crimen que no cometió, puede que empieces a sospechar algo. Se oye la voz de un guardia, un cerrojo y cambia de escena. En efecto, estamos ante el día de su ejecución y el pollo era su última comida. Se le ha sentenciado a muerte y será colgado ante un comité. A la pregunta de si quiere decir unas últimas palabras contesta que no. Ya empezamos a sospechar su descontento, es un hombre que ha perdido toda la fé en la vida. Puede que incluso desee morir. A una orden le cubren la cabeza y accionan la palanca que ha de acabar con su vida. Cae la cuerda y se hace la oscuridad. En un momento hemos vuelto un mes atrás en el tiempo.



Es un día especial. Kang Chul va a ser liberado dentro de un mes, pero antes se le ha concedido dos días de condicional para que salude al mundo que pronto a de darle la  bienvenida. Lo acompaña Kook Soo (interpretado por un Kim Bum más delgado, maduro y guapo que nunca), un joven que ha pasado 4 años en prisión por atracar un banco y al que le queda también un mes para ser libre. Es un chico peculiar, sonriente, dulce (y absolutamente adorable) pero algo misterioso que sigue a nuestro protagonista diciendo que le dará estrellas blancas por sus buenas acciones, estrellas que le permitirán ir al cielo. Además se preocupa mucho por Kang Chul y cuida de él a pesar de no tener ni una pizca de su agradecimiento.

Salen de prisión para disfrutar su día libre. Kang Chul no está ilusionado. Es un hombre brusco y agresivo que está harto de la vida y desconfía del mundo (no me extraña, yo también lo haría si fuera él). Su vida ha sido dura, es una víctima acusada de criminal y aún no conocemos más de la punta del iceberg de sus problemas. 

Así que Kook Soo toma la iniciativa, le coge de la mano (a lo que Kang Chul intenta zafarse sin mucho éxito) y lo arrastra a la carrera por las calles de Seúl. (Que monos los dos, por cierto). 





Y pronto llega el primer encontronazo con la veterinaria que sabemos acabará por ganarse el corazón de nuestro prota. Entran en el metro que está abarrotado aún cogidos de la mano ya que Kook Soo no quiere soltarlo por miedo a perderlo de vista. Pero el gentío los empuja y Kang Chul acaba atrapado contra la veterinaria en una posición muy poco apropiada, lo que da pie a una discusión entre ambos (como no). Kook Soo los observa y su expresión cambia sutilmente. Entonces el metro se para, las puertas se abren y la chica se baja no sin antes dedicar un gesto obsceno con la mano y acusar de pervertido al pobre Kang Chul.



Kook Soo lo mira con extrañeza y dice algo así como " qué lástima, ahí va la mujer de tu vida". (Parte dos de las peculiaridades de nuestro adorable Kim Bum que nos hace sospechar que sea más de lo que aparenta).

Ainsss, que carita!! >.<


Continúan las andanzas de nuestros héroes por la ciudad, esta vez en bus. Kang Chul quiere visitar a un vejo amigo que estuvo con ellos en prisión. Kook Soo le intenta detener pero en vano y su protegido acaba por escapar de él y deambular a su aire.



De camino a casa de su amigo y tras haberse divertido por su cuenta, se encuentra por segunda vez con la veterinaria. Esta vez ella está en problemas enfrentándose a un hombre que al parecer a robado un perro. Como quien no quiere la cosa Kang Chul choca contra el ladrón a lo que la mujer aprovecha para recuperar el perro y salir huyendo. Es entonces cuando Kang Chul se percata de que alguien le ha estado siguiendo y lo reconoce como un hombre que 4 años atrás lo acusó falsamente de haberlo golpeado. Así que intrigado sale en su persecución. Lo pierde pero se reencuentra con la chica que se está escondiendo del ladrón. Vuelve a rescatarla impidiendo que la encuentre, pero en vez de agradecérselo ella parece sinceramente asustada de él y se marcha en cuanto tiene ocasión.



 Tras el encuentro acaba por decidirse a visitar al amigo, al que por cierto ha salvado la vida dos veces, para encontrárselo hablando mal de él a sus espaldas. Kang Chul es buena persona, pero brusco y no muy comprensivo, de temperamento caliente, así que paga la ofensa destrozándole el coche.



Cínico como siempre Kang Chul sigue su camino. En un rato recuerda una misteriosa carta que ha recibido en prisión preguntando si recuerda a cierta mujer. Decide buscarla para descubrir que murió hace 8 años. Una amiga de la mujer se enfrenta a él diciéndole que tiene un hijo y que debería hacerse cargo de él. A lo que Kang Chul responde que es imposible ya que solo se acostó una vez con aquella mujer (la ahora fallecida) hace 16 años y que ella lo dejó por otro hombre, así que el hijo no puede ser suyo. A todo esto el muchacho en cuestión aparece, no parece feliz de ver a su supuesto padre y Kang Chul se va molesto. El adolescente lo sigue y le escupe en la cara a lo que él responde con otro escupitajo y refunfuña de nombre que es imposible que sea su hijo. A todo esto ve el autobús que debe tomar y se le olvidan todas sus penas. Cruza a toda velocidad la calle para poder cogerlo sin fijarse en que el semáforo está a punto de cambiar a rojo. Y entonces, como si el hombre no tuviera ya bastantes desgracias, lo atropellan. 



¡Adivinad quién está al volante! ¡Pero si no es otra que la veterinaria en estado de shock! (tantas coincidencias no son posibles, tendremos que darle la razón a Kim Bum en que es el destino). Me gustó esta escena, ella lo hace muy bien, mientras se queda mirando en blanco al cuerpo sobre la carretera, luego con las manos temblorosas abre la puerta y sale. Se acerca despacio y comprueba si respira, después vuelve al coche y llama a emergencias.



Kang Chul se despierta en el hospital. No sabe muy bien que ha pasado pero no se va a quedar a averiguarlo. Se quita la vía, recoge la chaqueta y se marcha. Y entonces recibe una misteriosa llamada. ¡Es del amigo que lo incriminó y por cuya culpa ha pasado 16 años a la sombra! Un flashback de la escena en cuestión que cambiaría el rumbo de su vida y regresa al presente, a la llamada telefónica. No creáis que el amigo está arrepentido, no señor. Está asustado de que la verdad salga a la luz y como resulta que ahora es un abogado y su padre un importante juez, está lanzado a la cruzada de impedir que el inocente Kang Chul quede en libertad. Él fue precisamente quien contrató al hombre hace 4 años para que lo acusará de violencia y lo mantuvieran en prisión y parece que esta vez tampoco se va a quedar con los brazos cruzados.



Lo que Kang Chul no sabe es que mientras estaba inconsciente ha corrido el pánico entre los guardias de la cárcel porque no podían localizarlo y empezaban a sospechar que pudiera haber escapado. De modo que llaman a Kook Soo que asustado corre a buscarlo y lo encuentra durmiendo en un banco frente a la estación donde han de tomar el bus de vuelta a prisión. (Su cara de alivio no tiene precio >.<). 



Vuelven pero solo les queda un mes tras los barrotes antes de volver a ser libres. De regreso Kook Soo le dice a Kang Chul que tiene casi tantas estrellas negras como blancas, lo que quiere decir que sus buenas acciones se contrarrestan con las malas así que de morir Kang Chul no podría ir al cielo. (Todo esto viene a que Kang Chul comenta que le gustaría morir. Sí, el pobre ha sufrido tanto que ya no le queda esperanza). Kang Chul molesto le pregunta quién es él para decidir tal cosa y Kook Soo responde que es un ángel que vive entre los hombres. Por supuesto, Kang Chul no le cree, pero ¿y nosotras?

¡Me lo creo!

Están de vuelta a prisión, alguien ha enviado ropa a Kang Chul, deducimos que se trata de una mujer que conoce aunque se nos dice poco más. Un misterio que se suma a la trama. Solo queda un mes, como Kook Soo no cesa de recordar a su compañero, pero no va a ser nada fácil. Uno de los presos está decidido a hacer la vida imposible a Kang Chul tomándola con uno de sus protegidos y pronto es obvio que uno de los guardas está compinchado.Está claro que el fin es impedir que nuestro prota salga de la cárcel para lo que lo provocan y sospechamos que el abogado está en el ajo. Ni todos los intentos y súplicas de Kook Soo logran salvar a Kang Chul de lo inevitable que acaba estallando y avalanzándose sobre el otro preso. 


Cuando el chico-ángel trata de impedirlo el guarda lo sujeta y observa la pelea de ambos presos encantado mientras Kook Soo intenta en vano de zafarse. 




Entonces llega otro guarda, el que está de lado de Kang Chul, e intenta separarlos. Pero Kang Chul está furioso, acaba de dar su libertad por salvar a un amigo y nada lo va a parar. Empuja al guarda para apartarlo con tan mala suerte que cae contra una columna y se abre la cabeza. Se hace el silencio entre los espectadores, Kook Soo deja de luchar su cara un poema de tristeza, pero Kang Chul no se percata de lo que ha hecho hasta que se gira y ve al hombre en el suelo. Su expresión de horror es genuina.



Siguiente escena: el funeral del guarda. 

Siguiente: Kang Chul es condenado a muerte y ni siquiera apela. No tiene esperanza, está preparado para morir. 

Estamos otra vez frente al comité de ejecución, misma escena que al comienzo.

-¿Últimas palabras? ¿No tienes nada que decir?

-No- mientras le cubren la cabeza las lágrimas silenciosas correr por su cara.

Varios flashback de su vida. Le están dando una paliza y él pide ayuda pero nadie llega. Llama a su madre ensangrentado desde una cabina pero ella le cuelga. Es un muchacho que juega alegremente con otro en el mar. Y el recuerdo de una mujer que lo visita en prisión y promete sacarlo de allí. 

La cuerda cae y todo se vuelve oscuro. Se acabó ¿o no?



Pues parece que no. De pronto vuelva al momento en que fue atropellado. ¿Qué ocurre?-se pregunta Kang Chul- ¿Pueden los muertos soñar?

Vuelve a estar en el hospital y después en prisión, una de las muchas veces que intentaron provocarlo. Kook Soo a su lado le está diciendo que no se deje provocar que tan solo le queda un mes para ser libre. Kang Chul no lo escucha, está en shock. Se gira hacia él y dice: "Kook Soo, me pasa algo raro. Estoy muerto, sé que morí. ¿Pero entonces qué estoy haciendo aquí?"



Kook Soo se pone repentinamente serio y lo mira fijamente. Al hacerlo todas las personas a su alrededor se desvanecen como niebla y se quedan solos. Kang Chul se gira alarmado.

-¿¡QUÉ ESTÁ PASANDO!?-grita

Kook Soo lo mira muy serio y ... se acaba el episodio.



------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respiremos hondo. ¿Os ha conmocionado tanto como a mí? Creo que realmente merece verla, pero mejor esperad a que estén todos los episodios para no quedaros con las ganas. Me temo que para mí es demasiado tarde, ya he sido atrapada. Es original, seria, realista y madura; es única.

Todos los actores lo hacen fenomenal. A resaltar por ahora la interpretación de Jung Woo Sun como Kang Chul, sencillamente soberbio. Tendréis que ver para juzgarlo pero de mí parte se lleva un sobre saliente. Realmente me ha conmovido su personaje.



Y por supuesto Kim Bum, de su yo sonriente y adorable a su cara más seria. Aunque había leido que sería un ángel en la guarda nunca imaginé que fuera literal y decir que le sienta de miedo tanto a él como al drama. Se ve realmente lo bien que ha madurado como actor y le sienta bien trabajar en una trama tan adulta. A parte de lo monísimo que es.



No sabemos mucho por ahora de ella, solo que es una veterinaria que no se lleva bien con su padre; pero no creo que tardemos mucho en conocerla. Por ahora decir que Han Ji Min sale guapísima y que nos demostró de qué es capaz por ese breve momento del accidente de coche. Estoy esperando a que su personaje se desarrolle.



Pues eso, un primer episodio tan impactante que he tenido que contároslo entero, ya siento los spoilers, y que me ha gustado tanto y desde el primer minuto que tengo ganas de volver a verlo. ¡Así que imaginaros! Si sigue así puede que tenga que cambiar el nombre de mi dorama favorito del 2011.





6 comentarios:

  1. Empecé a ver el primer capítulo de este drama, pero me dió curiosidad y cambié a la sinopsis de "Padam, Padam" primera impresión y allí decidí esperar a que esté completa. Me gusta mucho la actuación de este joven, Jung Woo Sung, el protagonista. Me identifiqué con él en la película, Un Momento Para Recordar.De Kim Bum, con su hermosa sonrisa que hará suspirar a muchas, deseándole que se restablezca pronto de las dolencias por las que pasa. Saludos desde Ponce, Puerto Rico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! ¿Y ya lo viste? Es un dorama muy original. Me encanta el papel de Woo Sung y claro, Kim Bum ¿quie mejor para interpretar a un ángel? ^^

      Eliminar
  2. Sencillamente adorable Padam Padam....y Kim Bum adorable también. Es realmente una historia bien escrita y bien actuada. Tambien cai redondita en ella....Agradezco las historias asi, tan humanas y profundas. Concuerdo, Kim Beom pasó del playboy de BBF a un personaje que le implicó un gran esfuerzo interpretativo y que nos demuestra que es más que una cara muuuuuuuuy linda. Tomó el riesgo como actor de no elegir un papel quizas juvenil y popular pero si uno que explotara todo su talento y que permitiera ver su madurez y crecimiento actoral Realmente me emocionó Padam Padam es un IMPERDIBLE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en todo, todo, todo. Es un drama realmente diferente, completo y profundo. A mí me sorprendió muchísimo y todos los actores lo bordan. Pero especialmente me alegró ver a Kim Bum crecer como actor. Ahora tengo ganas de ver su nueva peli "Miracle" que tb promete.

      Eliminar
  3. Comencé a mirarlo y estoy totalmente atrapada con la intrigante historia y la genial actuación del protagonista,Jung Woo Sung,un actorazo.Excelente kdrama coreano!!!!!!

    ResponderEliminar