MEJOR ACTOR PROTAGONISTA 2016

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA 2016

MEJOR DORAMA 2016

MEJOR COMEDIA ROMÁNTICA 2016

MEJOR DRAMA HISTÓRICO 2016

MEJOR DRAMA FANTÁSTICO 2016

MEJOR THRILLER/SUSPENSE 2016

MEJOR DRAMA MÉDICO 2016

martes, 14 de agosto de 2012

FAN WARS 4: Suena como un buen plan

- ¿Cómo lo has conseguido?- la voz de Hana sale estrangulada por la emoción.

Las tres amigas se encuentran de regreso en el apartamento de Mi Ran, cómodamente despatarradas sobre los cojines del suelo, sus ojos desorbitados fijos en la pantalla del portátil. 

-Ya dije que tener un amigo hacker siempre es beneficioso- responde Mi Ran con una débil sonrisa quitando importancia al asunto pero el leve temblor de su voz la traiciona. Está tan asombrada como sus amigas aunque su semblante habitualmente sereno no lo quiere dejar entrever.

-¡Pero es el garaje de Yoochun!

En efecto, lo que tienen delante no es otra cosa que el plano detallado del garaje del famoso cantante de JYJ. ¡No solo eso! El archivo adjunto que acaba de recibir incluye además la dirección de su apartamento, una foto del exterior del edificio, un plano del complejo e ¡incluso una fotografía en blanco y negro del garaje que parece tomada desde la cámara oculta de las sasaeng. Mi Ran la compara con la foto que cogió unos días de internet y asiente. En efecto, tienen ante ellas el garaje de Yoochun.

-Suuugoi!- exclama Hana pasando por un momento al japonés, su idioma natal, con un largo silbido.

Tras recibir el mensaje en el móvil se han apresurado a casa para descubrir todos los detalles de la increíble información que acaban de conseguir.

-Bien- comenta Mi Ran al fin recuperando la compostura- Ya tenemos el detector y la información que necesitábamos, solo nos falta poner en marcha el plan.

Joon observa las imágenes en el portátil y frunce el ceño. El apartamento de Yoochun se encuentra en un complejo de lujo, un enorme edificio franqueado por un pequeño jardín y rodeado con una alto muro de piedra. Desde la carretera la pequeña caseta del guardia es más que visible frente a la entrada. La seguridad es estrecha.

-¿Y cómo se supone que vamos a entrar?- pregunta poniendo de manifiesto sus dudas mientras señala la caseta del guarda- Hay mucha seguridad y apuesto que cámaras de vigilancia también.

-Está bien- asegura Mi Ran poniéndose seria e inclinándose hacia la pantalla, amplia el plano del edificio e indica que lo miren- En este tipo de complejos la seguridad exterior es excelente por lo que puedes esperar guardas y cámaras en las afueras- sigue con el dedo toda la línea de la muralla que rodea el complejo- pero sus vecinos viven de la discreción, les interesa el anonimato y mantener la intimidad de sus vidas por lo que es improbable que haya cámaras dentro.

-¿Cómo lo sabes?- inquiere Hana asombrada.

Mi Ran se encoge de hombros.

-Es solo una suposición pero parece lógica ¿no? Apuesto a que Chunnie no es el único famoso que vive aquí y para ellos la privacidad es importante. La poca que tienen.

Sus amigas asienten.

-En ese caso- continúa Mi Ran- nuestra prioridad es pasar por el control del guarda para poder entrar al edificio. Aquí entra Joon en escena. Tendrás que atraer la atención del guarda de seguridad mientras Hana y yo nos colamos sin levantar sospechas.

-¿Cómo?- pregunta Joon sobresaltada. ¿Cuándo habían decido aquello? Parece que Mi Ran había estado dando muchas vueltas al asunto, las suficientes para quitarle horas de sueño. Bueno, era característico de ella, una vez que tenía una idea no la dejaba marchar.

-No sé. Distraelo. Ya se te ocurrirá algo, Joonie.- Mi Ran sonríe mientras palmea la espalda de su amiga- Confío en ti. Eres ingeniosa así que seguro que no tendrás ningún problema.

Joon gruñe por lo bajo pero asiente y se deja caer sobre los cojines pensativa. Se muerde el labio inferior mientras comienza a rumiar una idea. Parece que va a necesitar pensar en algo.

-Bien, Joon distrae al guarda y nosotras entramos- corrobora Hana. Después se detiene dubitativa- ¿Pero cómo entramos? No es como si pudiéramos hacer una copia de la llave ¿o sí? - mira a Mi Ran con una ceja levantada, después del incidente del hacker casi la cree capaz de cualquier cosa pero su amiga sacude la cabeza con una enigmática sonrisa.

-No hace falta. Tú, Hana, eres nuestra llave.

El silencio sigue a su declaración mientras sus palabras calan en la confusa mente de su amiga. Por un instante Hana la mira en blanco como si no hubiera entendido la frase después da un salto sobresaltada mientras las palabras se abren paso por su cerebro como una revelación.

-¿Qué? ¿Yo la llave? ¿Cómo? ¿Qué quieres decir?- exclama tan atropelladamente que es difícil entender sus palabras. Pero Mi Ran las entiende y la sonrisa en sus labios se ensancha traviesa. Joon la observa muy atentamente en silencio. Conoce esa sonrisa, es la sonrisa de cuando su amiga tiene un plan.

-Este verano estás trabajando como repartidora de pizzas a media jornada ¿verdad?- comenta Mi Ran. No es una pregunta sino una afirmación.

Hana asiente despacio.

-Sí, pero no entiendo que tiene eso que ver...- comienza a protestar pero Mi Ran levanta la mano para apaciguarla.

-¿Crees que podrías tomar prestado por un día el uniforme y la moto? - inquiere.

Hana lo medita un momento después asiente de nuevo.

-Sí, el jefe es mi amigo así que creo que lo podría conseguir pero...- se detiene y de pronto sus ojos oscuros se iluminan con comprensión- Si finjo que tengo que entregar una pizza podría entrar sin problemas- dice en voz baja alzando la mirada astuta hacia Mi Ran que sonríe orgullosa- ¿Verdad?

-Así es- corrobora la muchacha- Y de paso me abrirás la puerta a mí que fingiré ser una niñata pija discutiendo por el móvil con el novio.

Esto llama la atención de sus dos amigas que levantan la vista hacia ella con incredulidad.

-Eso tengo que verlo- murmura Joon echando una mal disimulada mirada de reojo a Mi Ran, tirada sobre el suelo en un cómodo conjunto de shorts y camiseta de manga corta con su corta melena castaña más despeinada aún de lo habitual- Hana, no te olvides de grabarlo en vídeo. Eso ha de pasar a la posteridad.

Mi Ran enarca una ceja y se lleva una mano al corazón fingiéndose herida.

-Vuestra duda ofende- replica- Yo puedo ser una perfecta señorita... cuando quiero.

Joon deja escapar una risotada coreada por las risitas ahogadas de Hana.

-No te preocupes, Joon unnie- dice la maknae del grupo (Hana) con una sonrisa pícara- lo grabaré todo y lo guardaré en los anales de ACOSSO. ¡Esto un evento histórico!

-Ajem- se aclara la garganta Mi Ran intentando centrarse de nuevo en la conversación y no en la burla de sus amigas- Así que gracias a la llave Hana ya estamos dentro. Ahora solo queda entrar al garaje.

-¿Y cómo vamos a hacerlo?- pregunta Hana de nuevo- Ahí si necesitaremos llave.

Mi Ran extienda las manos hacia delante como quien ofrece un secreto.

-Fácil. Solo tengo que esperar a que alguien habrá para colarme.

-¿Tú sola?

-¿Y no será sospechoso que estés esperando que te abran?

Preguntan Joon y Hana atropelladamente a la vez. Mi Ran alza una mano para indicarlas calma y que hablen de uno en uno. Hana toma la palabra.

-¿Vas a bajar tú sola al garaje? ¿No es peligroso? ¿Y yo qué hago mientras?

Mi Ran asiente comprensiva.

-Solo tenemos un detector así que con una persona es suficiente. Dos solo llamaríamos más la atención y además sería sospechoso ver a un repartidor de pizza entrar al garaje ¿no crees?

-¿Entonces qué hago?- protesta la chica.

-Montar guardia cerca del ascensor. Avisarme si hay algún peligro. Las tres llevaremos el móvil en modo vibrador, no quiero sorpresas, y cerca de la piel para poder sentirlo vibrar. ¿Recordáis nuestro código? Quiero tres perdidas de un solo tono si ocurre una emergencia y tengo que salir corriendo. Dos si alguien baja y tengo que tener cuidado ¿entendido?

-¡Entendido!- Hana se da una palmada en el pecho con pasión para dar a entender que está de acuerdo. Después se detiene dubitativa. ¿Pero no será sospechosa una repartidora montando guardia frente al ascensor?

-Finge atarte el cordón, haz una llamada... Seguro que se te ocurre algo.

Hana ladea la cabeza y sonríe.

-Déjamelo a mí y mis grandes dotes de actuación- exclama.

-Lo que me lleva a que será aún más sospechoso ver a cualquiera merodeando en la puerta del garaje esperando para entrar- las interrumpe Joon. Se vuelve hacia Mi Ran- ¿Cómo piensas hacerlo?

Al instante una sonrisa cómplice comienza a extenderse por la cara de la joven.

-Verás, toda mujer tiene una habilidad especial a la que saca poco provecho- bromea.

-¿Cuál?- inquieren Joon y Hana a la vez inclinándose hacia ella.

-La de nunca ser capaz de encontrar las llaves dentro del bolso.

Ambas amigas parpadean sorprendidas, después las tres a una echan la cabeza hacia atrás y dejan escapar una sonora carcajada.

-Es verdad- sale la voz estrangulada de Hana entre risa y risa- El mío parece un agujero negro. Se traga las cosas y luego nunca vuelven a aparecer.

-Nunca creí que eso fuera una habilidad y menos que le hallaría la utilidad algún día- ríe Joon mientras se convulsiona sobre los cojines.

-Solo hay que encontrar el uso correcto a las cualidades femeninas- explica Mi Ran con un guiño travieso- Así que allí estaré yo, una atractiva damisela en apuros buscando desesperadamente la llave en el bolso cuando un noble caballero andante en brillante armadura vendrá al rescate y se ofrecerá a abrir- calla al ver la expresión de duda burlona en el rostro de Joon- ¡Unnie, un poco de imaginación!- le espeta dándole un cariñoso golpe en la frente- ¡Y voilá! ¡Estoy dentro! Ya solo me queda buscar la cámara en la plaza de garaje de Yoochun, dar con ella, quitarla y salir por patas. Fácil ¿no?

Por un momento se hace el silencio. Sus dos amigas parecen meditar sus palabras, después asienten.

-Bien- asiente Mi Ran también- ¿Alguna pregunta?

Joon levanta la mano de inmediato.

-Si Hana va a entrar como una repartidora y tú fingir que eres una niña rica que vive en el complejo... ¿por qué tengo que distraer al guardia?

Mi Ran inclina la cabeza en concesión. Es una buena pregunta, una que esperaba.

-Por precaución. No nos conviene que el guarda nos preste demasiada atención. Puede que quiera inspeccionar a Hana o hacerme preguntas ya que probablemente conozca a la gente que vive en los apartamentos. Cuanta menos atención nos preste mejor. Y ahí está tu trabajo, Joon.

Joon rumia un momento la idea y se da por satisfecha.

-Suena como que tenemos un buen plan- decide- Ahora solo falta llevarlo a cabo.

-Sí. Un plan perfecto, gracias a nuestra sabiondilla ACOSSAdora- corrobora Hana mirando a su amiga con cierto orgullo. Cada miembro de ACOSSO tiene un sobrenombre y a Mi Ran le gusta decir que un superpoder. Ella se ha ganado el suyo a pulso por tener siempre una explicación convincente, un buen consejo o una última palabra- ¿Qué podría salir mal?

Cualquier persona cuerda sabe que esas son las palabras que nunca han de decirse, la frase tabú que siempre atrae la desgracia; pero nuestras valientes heroínas en su emoción no se dan cuenta de que acaban de invocar sin querer al peligro. Después de todo, con un plan perfecto ¿qué puede salir mal?


VOLVER AL ÍNDICE

No hay comentarios:

Publicar un comentario