Buscar

Cargando...

viernes, 5 de julio de 2013

Sword and Flower: Primeras Impresiones



El juego de cámaras y la puesta en escena se juntan para hacer de "Sword and Flower" una auténtica obra de arte. Visualmente hermoso, hace de cada pequeño detalle un gran acontecimiento, pero para mí gusto se centra tanto en lo gráfico que se olvida de lo más básico en una historia: el argumento.

Las escenas están cortadas e hiladas de forma a menudo incoherente, le falta diálogo y la relación entre los personajes es forzada. Sobretodo el romance, se burla de todo mi sentido común. No sé vosotros pero yo no me pondría a seguir a un desconocido con una sonrisa boba en los labios. El chispazo del amor es muy poco creíble. Y esa escena en la que ella está boca abajo y él la sostiene... quería ser bella y emotiva pero solo consigue que me entre la risa. No creo que en el segundo en que tardas en hacer una pirueta te de tiempo a enamorarte. ¡Y después no intercambian ni una sola palabra! ¡Ni una sola! Salvo por una repentina lluvia de pétalos salida de la nada. Quiero creer que entre medio hay una escena cortada con un apasionante diálogo. Eso o se comunican por el pensamiento. La única forma de que esto tenga sentido es que se conocieran de antes. Pero tampoco parece el caso, salvo por su fortuito encuentro con la espada. Y claro que ella no sabía que era él. Él sí sabe que es ella y por eso me cuesta más creer que se acerque tan campante. ¡Es una princesa, por el amor de dios! ¿Qué pretende hacer con ella?

No sé, todo el asunto de nuestros protas enamorados es extraña hasta el ridículo. Si alguien le encuentra sentido que venga a contármelo. 

¡Y la música! En el momento de acción nos ponen música dramática y cuando toca dramática nos la ponen de acción. Y de pronto suena música excesivamente trágica teniendo en cuenta que son un par que se acaban de conocer. Creo que se han centrado tanto en la dirección, en ser geniales, que se han pasado con la originalidad. Y de paso se han olvidado de lo más importante: la trama. No hay calor, no hay diálogo, no hay sentido...

Pero vuelvo a decirlo, si el argumento despega y se deja de sinsentidos románticos, este dorama puede ser una auténtica obra de arte. En cuanto demos al guionista y al director una lección de amor podemos volver a ponernos en marcha.


2 comentarios:

  1. te apoyo totalmente, tu opinión es muy cierta, la verdad esperaba mas de la historia me decepciono mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra no ser la única!!! Me parece que tiene tan poco sentido y tan poco diálogo...

      Eliminar