Buscar

Cargando...

martes, 9 de junio de 2015

Mask: Primeras Impresiones



Creo que puedo poner la mano en el fuego tras haber visto los primeros 4 episodios y atreverme a decir que nos encontramos, probablemente, ante el melodrama del año. Todos los años tenemos uno que destaca y éste tiene un tiro de salida de lo más prometedor para escalar al TOP de la lista. 

"Mask" es un melo a la vieja usanza, con dopple-gangers, intercambios, villanos escalofriantes y familias chaebol poderosas y tenebrosas. En el corazón de todo está la protagonista, de familia humilde, un títere en los juegos de poder. Pero me gusta, que pese a ser un juguete en manos de los que manejan los hilos, mantiene su propio carácter y su criterio. Tiene una espina dorsal.



Y está su príncipe, que dista mucho de ser azul. Hemos visto muchos protagonistas que arrastran traumas desde su infancia, pero me encanta el realismo con que encarna éste sus múltiples patologías. Solo en los dos primeros episodios le diagnostiqué Trastorno Obsesivo Compulsivo con Misofobia (fobia a los gérmenes y la contaminación), Trastorno de Estrés Postraumático y cierto componente delirante (que pronto descubrimos tiene su razón de ser). Un dechado de males psiquiátricos encarnados con maestría. Un marco para un personaje muy humano y complejo, y pese a todo atractivo. No es solo mi (nada secreta) pasión por Joo Ji Hoon, sino ese hombre-niño perdido y traumatizado que despierta el instinto maternal, junto a su lado más oscuro y agresivo, el que sube la adrenalina. Claro que también ayudan las escenas de ducha, el atractivo masculino y que el actor sea un príncipe de las tinieblas, los papeles un toque de oscuro siempre le sientan tan bien...



Si desmenuzamos el argumento "Mask" no es novedosa, ni mucho menos original, pero está muy bien erigida, tanto en guión, como actuación y dirección. La guionista de "Secret" ya sorprendió con su estreno en los melodramas en 2013, y esta vez vuelve con otra gran apuesta, y una que por el momento me ha resultado incluso más sólida y madura. 



"Mask" tiene todos los ingredientes para mantenerte pegado a la pantalla, falto de aliento. Es el tipo de drama que te golpea el corazón y amenaza con dejártelo maltrecho. Intenso y jugoso y adictivo.



Si tuviera que reprocharle algo sería que las escenas de persecución son un poco demasiado largas, y se me hicieron tediosas. Pero creo que más que nada porque no puedo esperar a descubrir que pasará después de cada escena. Ese es el poder adictivo de este dorama.



Y espero que siga así, porque aún desconocemos las motivaciones de los personajes y no sería la primera vez que un drama se pierde en ellas. Siendo quisquillosos hay algún detalle argumentalmente poco coherente, pero estamos en el principio y a tiempo de darle razonamiento a esos detalles, a tiempo de escarbar en cada personaje, llegar hasta su tuétano y diseccionar sus intenciones y sus más oscuros secretos. 



"Mask" ha tenido un despegue excelente y espero un vuelo lleno de turbulencias pero que sin perder el rumbo sepa llevarnos a su destino. Por ahora, promete un viaje delicioso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada