Buscar

Cargando...

miércoles, 11 de mayo de 2016

Oh Hae Young Again: Primeras impresiones



Estoy gratamente sorprendida. Nunca creí que "Oh Hae Young Again" (también conocido como "Another Miss Oh") me fuera a gustar tanto. Honestamente, no me llamaba la atención el argumento, pero como a menudo ocurre en doramalandia la sinópsis no se asemeja a lo que promete. En este caso para mejor, mucho mejor.

Para mí sorpresa, me he encontrado con un dorama bien dirigido, con un argumento sólido y diálogos inteligentes. Es honesto, es divertido y a menudo adorable, todo con un trasfondo más serio. Los personajes son entrañables, la protagonista simpática y Eric... bueno, este hombre cada día está más atractivo. Es como el buen vino, no deja de mejorar con los años. 

Nos vendieron el dorama como la historia de dos mujeres llamadas Oh Hae Young, una es el patito feo (Seo Hyun Jin) y la otra el hermoso cisne (Jun Hye Bin), y un hombre (Eric) que queda atrapado entre ambas. Bien, ésta es una forma muy simplista y genérica de resumir el argumento. Es cierto que hay dos Oh Hae Young muy diferentes, y que la protagonista sufre un terrible complejo de inferioridad desde la adolescencia por ser constantemente comparada a la "cisne" Oh Hae Young. También es cierto que Do Kyung tiene una compleja relación con ambas de la que no son conscientes. Pero el corazón del drama, su sentido, es mucho más profundo. Es la relación entre dos corazones rotos que resuenan al encontrarse, una aventura para crecer, madurar y reencontrarse con uno mismo. Todo salpimentado con un poco de magia. 



Do Kyung (Eric) es un director de sonido que bajo una armadura de apatía esconde un corazón roto. Un día descubre que es capaz de ver retazos del futuro en pequeños flashbacks. En sus deja-vus comienza a aparecer de forma recurrente una mujer. Está seguro de no haberla visto nunca antes, ¿pero por qué se empeña en llenar sus pensamientos? ¿Quién es ella y qué es esa nostalgia que siente al pensarla?



Oh Hae Young (Seo Hyun Jin) también oculta un corazón roto, pero lo hace bajo capa tras capa de mentiras y descaro. No sabe que su camino está a punto de cruzarse con el de Do Kyung, ni que él ya la conocía desde antes de verla. Tampoco sabe que este completo desconocido guarda una insospechada relación con su pasado. En un nido de coincidencias y malentendidos puede que los esté esperando el destino. 



Es raro que conecte con una protagonista, pero la loca honestidad de Oh Hae Young, su torpeza y su extraña valentía, se han ganado a pulso mi simpatía. Sabemos que las buenas protagonistas femeninas escasean, pero he aquí una de ellas. Oh Hae Young es sincera, es divertida, es insegura y da bandazos por la vida tras haber perdido el rumbo... pero copa con todo como mejor puede, con humor, con lágrimas y con una buena dosis de alcohol, por supuesto. Es, a fin de cuentas, muy humana. 



Y Do Kyung es... un dios del descamisamiento. ¡Eric recién salido de la ducha con solo una toalla! Mmm, si yo fuera la prota también lo habría convertido en mi "lugar feliz". Pero además de ser atractivo, Do Kyung es reservado, solitario y un poco triste, pero con un buen corazón (aunque a veces se le descarríe). ¡Y tiene una familia de locos!



Los personajes que rodean a Do Kyung son hilarantes. El hiperactivo mejor amigo, la excéntrica noona, el hermanito problemático y su apasionada novia (esta pareja merece verla. Son un tabú de los dramas públicos)... llenan de vida la pantalla.


Por supuesto, no podemos olvidar a la otra Oh Hae Young, el cisne Oh Hae Young. Pero hasta el episodio 4 es poco más que un personaje metafórico que ha marcado la existencia de nuestros protagonistas y que sin querer pone a rodar las circunstancias que los enlazan. Ahora que al fin ha hecho acto de presencia como algo más que un recuerdo, habrá que ver como se desenvuelve su personaje. Hasta ahora apenas si hemos rozado su superficie, mientras a Oh Hae Young patito y a Do Kyung los hemos desnudado en profundidad (figuradamente). 



"Oh Hae Young Again" arranca con cuatro sólidos episodios y mucha química entre sus personajes. Es cierto que tiene sus clichés de dorama pero sabe desenvolverlos con color propio y mucho gusto. ¿Nos encontramos ante otro inesperado acierto de la tvN? Voy a poner la mano en el fuego, porque por ahora parece que sí. 


7 comentarios:

  1. Gracias justo estaba por empezar a verla :)

    ResponderEliminar
  2. Estaba pensando si darle una oportunidad pero quería leer a alguna opinión antes, así que me viene de perlas^^
    Apuntado queda entonces :)

    ResponderEliminar
  3. Lo empece a ver recién...sin duda la sinopsis no me atraía, pero quise darle una oportunidad y me alegro ya que buscaba un drama que me enganchara...lo bueno es que no tendré que esperar mucho para verlo completo..

    ResponderEliminar
  4. Esta super entretenido me gusto mucho.

    ResponderEliminar