Buscar

Cargando...

jueves, 7 de marzo de 2013

Flower Boy Next Door

GÉNERO: comedia, drama, cosas de la vida, romance

AÑO: 2013

EPISODIOS: 16

IDIOMA: coreano

CANAL: tvN

REPARTO:

Park Shin Hye como Go Dok Mi
Yoon Si Yoon como Enrique Geum
Kim Ji Hoon como Oh Jin Rak
Park Soo Jin como Cha Do Hwi
Go Kyung Pyo como Oh Dong Hoon
Mizuta Koki como Ryu Watanabe
Kim Jung San como Han Tae Joon
Kim Yoon Hye como Yoon Seo Young (Primer amor de Enrique)
Lee Dae Yeon como Hong Soon Chul
Kim So Yi como Im Jung

Cameos 
Lee Jong Hyuk como Hongdae Gurú
Kim Seul Gi como gerente de una empresa webtoon
Kwon Hyuk Soo (권혁수)

PRODUCCIÓN:

Compañia Productora: CJ E&M
Productor: Jo Moon Joo (조문주)
Director: Jung Jung Hwa (정정화)
Guionista: Kim Eun Jun (김은정).
Basado en el webtoon: "I Sneak A Peek At Him Everyday" por Yoo Hyun Sook (유현숙)

ARGUMENTO: Go Dok Mi es una joven editora con un fuerte trauma psicológico y una fobia social que la mantiene prácticamente encerrada en casa. No soporta los espacios concurridos, se desmaya con las emociones fuertes y se siente amenazada por la cercanía de las personas. Su único entretenimiento es espiar a través de la ventana a su atractivo vecino y amor secreto. Hasta que un día al asomarse con sus prismáticos se encuentra con la cara de un desconocido que no solo la pilla en pleno acto cotilla sino que encima exige explicaciones. Este desconocido es Enrique Geum, un popular diseñador de videojuegos criado en España que ha venido a Corea de vacaciones. Enrique es todo lo opuesto a Dok Mi que uno se puede imaginar: sociable, charlatán, ruidoso e hiperactivo. Y como un torbellino entra en la hasta entonces pacífica y protegida vida de Dok Mi. Ninguno puede imaginar que tienen más cosas en común de lo que aparentan.

Mientras, Jin Rak está secretamente enamorado de Dok Mi. Es su vecino de al lado, un dibujante de webtoons algo taciturno pero idealista que lleva tres años cuidando de nuestra chica en secreto. La llegada de Enrique también pondrá su vida patas arriba.

OPINIÓN PERSONAL: lo mío por este dorama fue amor a primera vista. Es el tercero de la franquicia "Flower Boy", como siempre nada que ver con sus predecesores "Flower Boy Ramyun Shop" y "Shut Up: Flower Boy Band", pero es que además éste ha superado con creces a sus hermanos mayores. Ya se anunciaba interesante con un reparto para quitar el hipo y un argumento cuanto menos interesante (algo así como la Rapunzel contemporánea) pero aún así con un solo episodio logró superar todas mis expectativas. Y os puedo asegurar que eran altas.

Es un dorama original poblado por personajes muy dispares y encantadores que sabe mantener con maestría ese difícil equilibrio entre la comedia y el drama. Cuenta con naturalidad y una beta de comedia una historia sencilla repleta de las emociones, pasado y sueños de sus protagonistas, plasma con franqueza situaciones difíciles de la vida. 

Sin duda, uno de sus puntos más especiales, lo que hace único a este dorama, son sus personajes. Desde el protagonista al más secundarios, todos diferentes y todos capaces de ganarse tu corazón (salvo obvias excepciones. Coff coff Do Hwi Coff coff). Y además de una preciosa historia principal también se llena de pequeñas y encantadoras tramas secundarias. Sin olvidar ese tono colorido, natural y único que tiene de contar las cosas. Uno puede identificarse con Dok Mi, la chica tímida que vive encerrada y temerosa del mundo; abrir su corazón a Enrique, que esconde tras una sonrisa y muchas palabras un corazón roto; o sufrir por Jin Rak, solitario y taciturno pero siempre franco con sus principios y sentimientos.

Otra cosa especial de este drama (que personalmente me gustó mucho) fue que en cada capítulo Dok Mi escribe una breve introspección sobre si misma o aquellos que la rodean, unas frases que quedan grabadas y con las que más de uno nos identificaremos.

Mi única crítica es que en los tres últimos episodios antes del final la serie perdió un poco el rumbo y dio algunos tumbos innecesarios en torno a problemas repetitivos. Todo lo demás fue tan sorprendente como impecable, y el final redondo para cada uno de sus personajes (ya se sabe lo difícil que es encontrar un buen final en Doramalandia). Aunque siempre que algo excelente baja el listón, aunque sea por un breve instante, decepciona el doble que si un mal drama de pronto tiene un capítulo interesante. Así somos, nada imparciales. Pero a pesar de ese pequeño bache ésta es una serie única que merece la pena ver. De hecho, nadie debería perdérsela.






























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada