Buscar

Cargando...

miércoles, 13 de marzo de 2013

Nine: 9 Travels in Time: Primeras Impresiones



Al fin se ha estrenado, uno de los doramas más esperados (al menos para mí), de la mano del equipo que en 2012 me enamoró con "Queen In Hyun's Man". Volvemos a tener viajes temporales, pero ni el estilo, ni la trama tienen nada que ver.

Vieniendo de los mismos creadores tienen algo el común, esa dirección y rodaje tan original, los preciosos paisajes, la forma en que fluye la historia y ese juego con dobles y triples pantallas. Y hasta ahí llegan las similitudes porque en cuanto a trama "Nine" no tiene nada que ver. Miento, nos queda una similitud más por explotar, otra de las cosas que me encantó de "Queen In Hyun's Man", esa mezcla de géneros que enriquecen el argumento. Tenemos romance, tenemos intriga, tenemos drama, tenemos venganza e incluso una pizca de fantasía. Solo he visto un episodio, pero creo que esto promete otra historia emocional y sorprendente, un nuevo viaje mágico está por empezar. (O eso espero).

El drama empieza con un hombre surcando dificultosamente una montaña nevada, entre sus manos sujeta bien protegido un palo de incienso. Quién es, qué hace y por qué... lo descubriremos más adelante. La escena se corta y en el presente Park Sun Woo (mi siempre querido hombre con mirada de corderito Lee Jin Wook) abre los ojos. Está en un avión y acaba de llegar a Nepal. De ahí tomamos la historia.

A lo largo del primer episodio descubrimos quién es, qué es y cómo es Park Sun Woo. Es un periodista que tiene una relación de amistad beteada de romance imposible con su compañera de trabajo Joo Min Young. A primera vista, viéndolo interactuar con ella, Sun Woo puede parecer un hombre algo insensible, centrado y orgulloso, haciendo lo que le viene en gana y aprovechándose del siempre buen humor de su compañera. Tienen ese tipo de relación donde pueden decirse casi nada sin tapujos y comportarse como idiotas; pero siempre con esa eterna barrera que el ha construido entre ambos. Un muro del que empieza a arrepentirse, pero que no está preparado para demoler aún. 

Pero poco a poco, capa a capa, vamos rascando sobre la superficie para asomarnos a lo que hay más abajo, en las oscuras profundidades de ese personaje que es Sun Woo. Como descubrimos hacia el final del episodio no es solo un presentador atractivo, tenaz y probablemente popular... sino un hombre enfermo con un límite de tiempo, un hombre herido por su pasado y cargando con el dolor de los recuerdos, un hombre con una familia rota por la tragedia, un hombre con miedo a dejar fluir sus sentimientos o ser honesto con sus emociones, un hombre sediento de venganza y de pronto sin tiempo para llevarla a cabo. Un hombre que mira a la cara de su propia muerte pero no quiere enfrentarla mientras quiere ganar el tiempo perdido de su pasado y completar su vida. Si a este hombre se le presenta la ocasión de realizar nueve viajes al pasado... ¿qué hará con ellos?

Eso lo descubriremos en los próximos episodios.

Por ahora, lo que he visto de "Nine" me ha gustado mucho. La mezcla de géneros, la complicada personalidad de Sun Woo (es como una cebolla que hay que pelar capa a capa para poder llegar a su corazón), ese tono oscuro subyacente, esa intriga sutil, el salpimentado de color y cotidianidad, y el que no se enfrente a la tragedia de forma melodramática, sino con una frialdad que entumece el verdadero dolor que esconde, al igual que Sun Woo y sus múltiples capas.

1 comentario:

  1. Muero por verlo, pues me llama mucho la atención. Además de que tus comentarios han sido muy positivos. Vi que en Viki ya tienen la licencia y comenzaron a subtitularlo en español.
    Pero tendré que aguantarme y esperar a que esté más avazando.Bastante he sufrido ya con That Winter The Wind Blows. No vuelvo a ver un dorama hasta que esté terminado o bastante avanzado. Se sufre mucho.

    ResponderEliminar