Buscar

Cargando...

miércoles, 16 de octubre de 2013

Natsu no Koi wa Nijiiro ni Kagayaku

TÍTULO ALTERNATIVO: Summer love shines in rainbow colors, El amor veraniego resplandece en los colores del arco iris.

GÉNERO: Comedia, romance, drama, cosas de la vida

IDIOMA: japonés

AÑO: 2010

EPISODIOS: 10

REPARTO:

Matsumoto Jun como Kusunoki Taiga
Takeuchi Yuko como Kimura Shiori
Sawamura Ikki como Kusunoki Taiki
Matsuzaka Keiko como Kusunoki Machiko
Ito Shiro como Kusunoki Kotaro
Kiritani Mirei como Miyase Sakura
Kasahara Hideyuki como Ueno Keita
Nagayama Kento como Irabu Jou
Matsushige Yutaka como Aoki Hisao
Aoki Kazuyo
Kasuga Kanon
Nagashima Terumi
Tani Kanon
Ishizaka Koji

PRODUCCIÓN:

Guión: Omori Mika
Director: Ohara Kazutaka
Productor: Misao Reiko

ARGUMENTO: Kusunoki Taiga es un actor de segunda generación que vive bajo la sombra de su padre, el emblemático actor Kusunoki Koutaro. A pesar de su trabajo duro Taiga no parece haber heredado el talento de su padre y no consigue más que trabajos en programas de variedades, los cuales tampoco se le dan demasiado bien. Un día sufre un accidente y se enamora a primera vista de la mujer que lo rescata de una manera muy particular. No sabe que esa mujer es el viento del cambio que necesita su vida.  

OPINIÓN PERSONAL: Este es un drama entretenido, no adictivo, pero sí bastante bonito. Mi razón principal para no dejar de verlo fue, por supuesto Matsumoto Jun, pero más que nada su personaje. Encontré a Taiga adorable. Es un chico algo peculiar, quejica, que siempre se preocupa demasiado, que se esfuerza tanto que parece torpe o incluso ridículo a veces, pero a su vez, esa fuerza de voluntad y su inesperada honestidad son muy refrescante. Y las encantadoras sonrisas de MatsuJun también ayudan a dar vida al personaje, por supuesto.

Ella ni me gustó ni me disgustó. En un principio no entendía porqué se había enamorado de ella pero más adelante el mismo Taiga lo explica y es cierto que ella es la rueda que pone en marcha el mecanismo del cambio dentro de él. Gracias a Shiori, Taiga abre los ojos a la realidad, afronta la vida con más energía y evoluciona, tanto como actor como cómo persona. Y él, con su continuo esfuerzo y su abrumadora sinceridad poco a poco irá abriéndose paso en el corazón herido de ella.

Es pues una historia de amor y superación, aunque el apartado de superación va algo lento pero es muy realista. Es fácil de ver, con personajes secundarios bastante agradables, se deja querer y el personaje de MatsuJun es un encanto. ¿Se necesita algo más para pasar el rato?











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada