Buscar

Cargando...

martes, 29 de abril de 2014

A Witch's Romance: Primeras Impresiones



Cuando hablo sobre "A Witch's Romance" es inevitable compararlo con "My Queen", el popular dorama taiwanés en el que está basado. Por lo que no puedo ser del todo objetiva a la hora de comentarlo ya que las imágenes de uno y otro se superponen. 



No diría que "My Queen" es un drama 10, pero es uno de los taiwaneses que más he disfrutado (que conmigo es decir mucho) y pese a que aquí y allá tuvimos nuestras diferencias, en general me ha dejado un recuerdo dulce y algunas escenas muy memorables. Sin duda, lo que hizo especial a ese dorama fueron ambos protagonistas y esa relación tan especial que desarrollaron juntos. 

Así que desde ya me disculpo porque estas primeras impresiones serán algo diferentes a otras y las comparaciones van a ser inevitables.

El primer episodio de "Witch's Romance" me tuvo con la sonrisa constante en los labios, en gran parte porque es casi idéntico al de "My Queen" y me vi desbordada por la nostalgia. Al igual que en su versión original, aquí también comienzan con una dosis para mi gusto algo excesiva de comedia, encontronazos y un vistazo preliminar a los personajes que nos van a acompañar durante el resto del camino. Pero solo acariciamos la superficie de sus personalidades, no es sino la punta del iceberg. Ella es la bruja en apariencia de hielo, lengua viperina, sin consideración por los demás, odiada por todos y que haría cualquier cosa por conseguir una noticia. Él, un jovenzuelo enérgico que vive de lo que puede, valiente y opinativo, pero con un gran corazón. 



En el segundo episodio tuve un shock terrible. Y es que "Witch's Romance" ha alterado lo que para mí fue un dato vital en "My Queen": la edad de los protagonistas. En "My Queen" la diferencia de edad era de 8 años, mientras que en la nueva versión coreana es de ¡14! ¡Casi el doble! Y no es que no haya visto antes doramas con tantísima diferencia de edad, y no es que no me hayan gustado, pero en "My Queen", en su romance, el número 8 tenía un significado muy especial. Uno que dio mucha magia a la historia entre sus protagonistas. Y ese significado ahora se ha perdido. ¿Cómo pretenden los guionistas darle la vuelta y por qué han decidido aumentar tan drásticamente el abismo de edad entre los personajes? Es una pregunta que no puedo dejar de hacerme.

Y puestos a comparar (y sé que las comparaciones son horribles) la escena de semi-cama del episodio 2 me gustó mucho más en "My Queen". La lucha interior de la protagonista consigo misma y su pasado y la repentina decisión de dejarse arrastrar por la locura de una noche de pasión tiene un recoveco más profundo y significativo que una borrachera cualquiera. En "My Queen" es una decisión consciente y racional, mientras que en "A Witch's Romance" es completamente inconsciente e irracional, producto del alcohol. Además, la versión taiwanesa me pareció más sensual. 



Creo que la razón principal por la que no puedo dejar de hacer comparaciones (aparte de la diferencia en la edad) es por su protagonista femenina. En "My Queen" Shan Wu Shuang era una mujer con un caparazón duro, pero en su interior está llena de dudas, inseguridades y preconcepciones. El drama está plagado de sus diálogos internos, la lucha que  diaria consigo misma. Se me hizo un personaje muy natural y realista, entrañable, con el que me pude identificar. En "Witch's Romance" en cambio, la protagonista parece más artificial y superficial y no consigo conectar con ella. 



A Dong Ha (el prota masculino) lo encuentro tiernito y adorable, muy kawaii. Pero le falta la sensualidad de Lucas (la versión taiwanesa), que tenía cierto carisma que lo hacía especialmente atractivo. 



Y ahora ya, dejando de lado las comparaciones, voy a intentar ser un poco objetiva. "A Witch's Romance" me ha parecido una comedia entretenida, con algunos golpes muy divertidos, pero a la que le falta desarrollar su lado más profundo y emocional. Está bien para pasar el rato pero por lo pronto no me ha enganchado. Le daré tiempo para ver cómo se  desarrolla. (Mientras no dejo de hacer comparaciones). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada