Buscar

Cargando...

jueves, 10 de abril de 2014

Hotel King: Primeras Impresiones



"Hotel King" es lo que me esperaba pero con un par de sorpresas añadidas.

Bienvenidos a otro melodramón de fin de semana, de familia, venganza, secretos y traiciones. El principio (el pasado) me pareció un poco excesivo y la historia no acababa de fluir. Además, no simpaticé con el héroe. Por atractivo que sea Lee Dong Wook, su personaje es excesivamente frío, excesivamente seco y, a fin de cuentas, una marioneta del verdadero villano.



Por suerte, para limar asperezas está Im Seul Ong en su papel de botones. Este chiquillo es tan dulce, tan tierno y tan honesto que parece un hada madrina. No se puede ser tan sincero o tan puro de corazón. ¿Habrá una historia tras este personaje? Yo sin duda lo espero. Por ahora, estoy invertida en él que pone el azúcar y una pizca de comedia a la trama.



Y para mí sorpresa, me enamoré a primera vista de la protagonista (es una forma de hablar). Creía que iba a ser la típica niña mimada e insoportable pero resultó tener muchas más capas de las que esperaba. Bajo su máscara de niñata y su carácter de heredera chaebol se esconde una mayor complejidad emocional. Y ante todo, es una mujer que piensa por sí misma y los tiene bien puestos. Sí, sigue siendo una niña y una heredera, pero no es tonta, es valiente, está loca y, desgraciadamente, es también inocente.



Pero será esa inocencia, esa honestidad innata, lo que sin duda haga tambalearse los principios y la sed de venganza de nuestro protagonista masculino. Sin embargo, él mismo se encuentra contra la espada y la pared. ¿Cómo copará con lo que le han inculcado, la crueldad de su benefactor y los crecientes sentimientos prohibidos?

Claro que no podía faltar la "bruja" secundaria de turno, guión-ex. (Suspira) A veces me gustaría que se les olvidara poner una, irritan innecesariamente y todas vienen cortadas del mismo patrón.

En resumen, "Hotel King" me ha parecido por ahora un drama del montón, con el que uno se puede entretener, y de vez en cuando incluso invertir emocionalmente. La trama no es nueva, pero creo que uno puede simpatizar con algunos de los personajes y a veces eso es suficiente para querer seguir adelante. Por ahora, es una opción para llenar mi sequía doramera de los fines de semana. Al menos no es tan larga, solo 32 episodios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada