Buscar

Cargando...

miércoles, 18 de febrero de 2015

Una Vida Nueva

TÍTULO ALTERNATIVO: Yeo-haeng-ja, A Brand New Life

GÉNERO: Drama

FILM: 92 minutos

AÑO: 2009

PAÍS: Corea

REPARTO:

Kim Sae Ron como Jin Hee
Park Do Yeon como Suk Hee
Go Ah Sung como Ye Shin
Moon Sung Geun como Doctor


PRODUCCIÓN:

Director: Ounie Lecomte (우니 르 콩트)
Guionista: Ounie Lecomte (우니 르 콩트)


ARGUMENTO: Jinhee es una niña de nueve años. Su padre la deja un día a traición con un vestido nuevo y un pastel en el que va a ser su nuevo hogar, un orfanato. Pasan los días y se resiste a creer que no volverá, ese lugar es para niñas huérfanas y ella tiene padre. La película transmite el viaje emocional y emocionante de Jinhee en primera persona con una mirada inteligente, creíble y tierna, la conmoción por su abandono, su proceso de asumir que nada de lo fue importa ya y que la rabia que siente no le va a ayudar a convertirse en una encantadora niña adoptable. No se retratan las sordideces a las que estamos habituados en las pelis de orfanatos (malos tratos, instituciones de tipo carcelario...), las demás niñas se le acercan amistosas, las monjas y las cuidadoras son bastante comprensivas, ya son suficientemente crudas las historias de esas chiquillas.

OPINIÓN PERSONAL: Una vida nueva (Yeo-Haeng-Ja) de la directora franco-coreana Ounie Lecomte traída por el cineclub Kresala a Donosti en diciembre de 2014.

Esta película es conmovedora pero nada melodramática a pesar de contar desde el punto de vista de una niña su abandono en un orfanato y el proceso de asumir, pasar página y enfrentarse a una nueva vida. Una historia tratada a menudo por el cine pero muy superficialmente para mi gusto, como si no fuera bastante interesante y trágica de por sí sin el gancho de malos tratos y miseria moral de instituciones con tintes carcelarios o como punto de partida de la "verdadera historia". En esta ocasión la veo transmitida de verdad, sin ningún sensacionalismo de apoyo, tal vez porque está inspirada en la vida de la propia directora. La niña lo borda (Kim Sae Ron, debe ser ya con 14 años una actriz reputada en Corea) y el personaje de la cuidadora me ha encantado, tan sabia ella ahí enseñando a manejar la ira. Estoy de acuerdo con Mikel Gurpegui, que en la presentación ha comentado que es de agradecer una peli con niños en las que no son actores pequeñitos sino niños-niños. El enfoque de las adopciones internacionales es agridulce porque si bien la única adopción nacional es poco esperanzadora la "salvación" viene acompañada de una especie de reseteo de todo lo que ellas son. No sé, el final me resultó impactante, me ha encantado verla pero uff.

Autor Invitado: Dobladoramiss




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada