Buscar

Cargando...

sábado, 11 de abril de 2015

Missing Noir M: Primeras impresiones



Un excelente comienzo para "Missing Noir M". La OCN vuelve a afirmar su dominio como cadena de misterio con otra prometedora serie policíaca. 

A mí me ha recordado a "TEN", uno de mis doramas favoritos de la OCN, solo que en lugar de resolver asesinatos debemos resolver desapariciones. Tiene ese tono gris-oscuro, un héroe atormentado por su pasado y sus secretos, cada personaje especializado en un área para componer un equipo de élite, un suspense que siempre guarda un nuevo revés bajo la manga, incluso cuando crees haberlo resuelto todo, y un gran misterio en el trasfondo hacia el que vamos a caminar irremediablemente a través de los casos sueltos.

Los dos primeros episodios pudieran ser una mini-serie por si solos, sin necesidad de más capítulos. Un gran misterio para dar apertura a esta serie. Tanto es así que no puedo sino preguntarme cómo van a superar lo que nos han presentado como aperitivo. Espero que los guionistas estén a la altura. 

En esos dos episodios resolvemos el primer misterio, conocemos a los personajes y nos ponen en juego la historia.

Gil Soo Hyun es un hombre con una mente brillante. Tras abandonar una prometedora carrera en el FBI regresa a Corea por razones que nadie conoce. Pero allí le aguarda el suspense. Desde prisión un asesino asegura haber matado a un número de personas y qué tan solo revelará su identidad y paradero al propio Gil Soo Hyun. Así, el ex-agente del FBI debe regresar a la carga, pero el tiempo corre en su contra. El juego ha comenzado.



Bajo el mando de Gil Soo Hyun, el apático líder y resolvedor nato de rompecabezas, trabajan Oh Dae Young, un policía experimentado que se conoce la ley al dedillo (incluido cómo saltársela), y una especialista informática, ningún secreto de la red se le resiste.




Creo que cabe mencionar el fantástico cameo de Kang Haneul, que me ha recordado a Lee Joon en todo su esplendor en "Gap-dong". Haneul demuestra una vez más ser un actor talentoso e increíblemente versátil.



La serie sigue el patrón habitual de los dramas policíacos de la OCN: jefe inteligente con un secreto, equipo de variopintas personalidades, interesantes casos y un gran misterio que los va a perseguir hasta los mismos confines de la Tierra. Una combinación que nunca pasa de moda, y aderezada con esa emotividad que solo tienen las series orientales, donde puedes acabar llorando por el propio asesino.

"Missing Noir M" ha comenzado a construirse sobre unos cimientos más que sólidos, ahora solo falta ver si la obra acabada está a la altura. Yo apuesto que sí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada