Buscar

Cargando...

domingo, 12 de abril de 2015

The Lover: Primeras impresiones



"The Lover" no se parece a ningún otro dorama coreano. De hecho, es más similar a un sitcom estadounidense que a otra cosa. 

En vez de seguir un argumento lineal recuenta las situaciones y experiencias de cuatro parejas que conviven en un mismo bloque de apartamentos. Tenemos una pareja que lleva años viviendo juntos y han entrado en la rutina de la monotonía, una mujer adulta que mantiene a su amante 12 años más joven (un aspirante a idol sin mucha suerte), unos novios que se acaban de mudar juntos con miras al matrimonio y dos chicos que comparten piso. 

Se podría decir que la serie se construye a base de sketches y que tiene como finalidad hacer reír al espectador. Para mi sorpresa la mayoría de los chistes son de contenido sexual, por lo que a algunos puede resultarles grosero. Tanto es así que estoy asombrada de que esto sea made in Korea y de que los coreanos no hayan puesto el grito en el cielo. Con bastante menos se han escandalizado. A ver que opinan de esto.

Las situaciones de la primera pareja (la que convive desde hace años) son tan reales como la vida misma. Tanto es así que me ha hecho revivir momentos y conversaciones con mi ex. A veces es como mirarse en un espejo, solo que no estoy segura de querer pasar mi tiempo libre enfrentándome a esa realidad otra vez. Me declaro una romántica y el realismo de esa pareja es espeluznante.



Pero mis favoritos, sin duda, son los dos chicos que comparten piso. La química es innegable, las chispas saltan y hay guiños a una atracción... pero me pregunto si los coreanos se atreverán a desarrollarlo a un romance, en vez de dejarlo en pura amistad. Si lo hacen será todo un hito para el país. Reconozco que eso me gustaría verlo, ambos chicos son muy monos y hacen buena pareja. (No es ningún secreto mi afición al yaoi.) 



"The Lover" es... cuanto menos poco convencional y se sirve para la controversia. También es de bajo presupuesto, con escenas que parecen grabadas en casa, y sin un argumento más allá de las desventuras de la convivencia. Su sentido es la sátira y busca la risa en el humor fácil. Es sorprendente para ser coreano, pero no tanto desde un punto de vista occidental. Aún no sé qué opinión hacerme de él.


2 comentarios: