Buscar

Cargando...

lunes, 16 de febrero de 2015

Ho Gu's Love: Primeras Impresiones



¡Adorable! ¡Adorable! ¡Adorable!

La nueva comedia romántica de la tvN es justo lo que me esperaba y más. Refrescante, dulce, colorida, divertida y entrañable... te mantiene con una sonrisa boba de principio a fin del capítulo. 

Los personajes son encantadores (y un poco estrambóticos) desde principales a secundarios, desde el primero al último. 

La ingenuidad de Ho Gu, nuestro bobo protagonista, un chico tímido y algo lento que nunca ha tenido una cita pero se empeña en creer en el amor. La verdad, no creo que haya un hombre tan inocente sobre la faz de la tierra. Pero su lentitud ante las relaciones humanas la suple con una pícara voz interior que nos va contando en off sus verdaderos pensamientos y emociones. Es imposible no cogerle cariño. 

A Choi Woo Shik le va de perlas el papel.
¡Tan natural!


Y contrasta con Do Do Hee, nuestra protagonista. Una estrella de la natación con mal genio, mucha cara y pocos (o ningún) amigo. Do Hee es apática y un poco solitaria y Ho Gu es como el adorable cachorrito que está prendado de ella. Estoy seguro de que el cachorrito poco a poco se ganará el corazón de la reina de hielo. ¿No creéis?

UEE, siempre un placer


Pero la guinda del pastel la ponen los secundarios, el padre, la madre, la hermana y los amigos de Ho Gu, a cual más divertido y a cuál más extravagante. Los amigos perdedores que 'aconsejan' a Ho Gu sobre chicas, la pícara hermana que da un cambio de 190º cada vez que tiene una cita, el padre versión Ho Gu 2.0 y la madre molona. 



Risas y sonrisas aseguradas. 

"Ho Gu's Love" o "Fool's Love" son, como dice el título, las vivencias de un bobo enamorado. Pero también es una sátira social, una burla al día a día y bajo toda su cobertura de azúcar esconde un poco de drama sobre la vida. Espero que ésta sea una historia de superación, donde cada personaje se enfrente y venza a sus fantasmas. Eso sí, sin perder la sonrisa.

Yo estoy lista para que Ho Gu nos demuestre que no es un perdedor y que en la vida y el amor a veces hay que arriesgarse y cruzar el semáforo en rojo. ¿Quién sabe? Quizás al otro lado nos espere nuestra media naranja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada